Como congelar el marisco y pescado

Siempre comentamos a todos nuestros clientes que la mejor manera de disfrutar el marisco es lo más fresco posible, pero, aun así, siempre hay formas de mantener el marisco en buenas condiciones para disfrutar de ellos en otro momento.

SaL maRinA
SaL maRinA | Bloguer
22/11/2021 | Actualizado: 22/11/2021 22/11/2021
80
Como congelar el marisco y pescado
Compartir:

 

COMO CONGELAR EL MARISCO y PESCADO

 

Siempre comentamos a todos nuestros clientes que la mejor manera de disfrutar el marisco es lo más fresco posible, pero, aun así, siempre hay formas de mantener el marisco en buenas condiciones para disfrutar de ellos en otro momento.

 

Nos referimos, claro está a la congelación del marisco como herramienta perfecta para poder conservar su sabor y textura en las mejores condiciones. Pero en primer lugar debes saber que no todos los mariscos aguantan bien el congelado. Básicamente los mariscos más idóneos para su congelación son todos los crustáceos ( bogavante, centolla, nécoras, cigalas, langosta,… ) excepto el percebe.

 

Los moluscos también pueden congelarse, no es la mejor opción, pero si el periodo de congelación no es largo su propia concha hará que se conserven en buenas condiciones. El problema en este caso es que no podrás descartar las piezas que no se abran por estar la pieza en mal estado o muerta.

 

Marisco crudo o cocido ¿?

 

Nuestra recomendación es congelar siempre el marisco cocido. También puedes congelar las piezas en crudo y luego cocerlas una vez descongeladas pero el resultado, aunque será parecido a nuestro criterio es peor opción por la pérdida de jugos en la cocción.

 

Cuanto tiempo puedo congelar mi marisco ¿?

 

Para disfrutar de la pieza en buenas condiciones nuestra recomendación es que no se congele el marisco más de un mes. Al tratarse de un congelador domestico las temperaturas no serán las más adecuadas y la pieza empezará a secarse progresivamente. Esto implica menos sabor y peor textura.

 

Como congelo el marisco ¿?

 

Un truco muy efectivo es envolver las piezas con dos capas

 

En primer lugar, envolver las piezas con un trapo húmedo. Humedece y escurre bien el trapo ya que no es conveniente un exceso de humedad. Puedes usar también papel de cocina, pero no debe estar excesivamente húmedo y has de escurrirlo muy bien igualmente.

 

A posteriori envuelve las piezas en abundante papel film para aislar el marisco del resto de productos que hay en tu congelador.

 

Y como descongelo el marisco ¿?

 

Una vez quieras disfrutar de tu marisco simplemente debes de retirar las piezas 24 horas antes de su consumo y descongelarlas poco a poco en el frigorífico con el propio envoltorio de la congelación. A posteriori y para que el marisco no esté frío en la mesa retíralo del frigorífico dos horas antes y ponlo a temperatura ambiente sin el trapo húmedo ni el film.

 

No es recomendable calentar de nuevo el marisco ya que, aparte de que perderá jugos, el punto de cocción en el que recibirás tu marisco es el óptimo y corres el riesgo de que se pase de cocción.

 

Y el pescado ¿?

 

El pescado siempre te lo enviaremos envasado al vacío por lo que lo podrás congelar tal cual llega a tu casa. En este caso podrás darle un mayor tiempo de congelación que a los mariscos si bien lo ideal sería igualmente no dejar pasar más de un mes una vez lo congelas, así disfrutarás de la pieza en muy buenas condiciones.

 

La descongelación será exactamente igual que con el marisco. Retira 24 horas antes tu pescado de la nevera y descongela la pieza progresivamente en el mismo envase. Una hora antes de cocinarlo saca el pescado de la nevera y de su envase y échale la sal.

 

El paso siguiente corre de tu cuenta, horno, plancha, brasa, cocción y todo el sinfín de posibilidades que los pescados nos brindan en la cocina. Buen provecho ¡!.