Diferencia entre centollo y buey de mar

Descubre las diferencias entre el centollo y el buey de mar, dos joyas de la gastronomía gallega, y disfruta del auténtico sabor del mar con Marisco Rias Bajas

SaL maRinA
SaL maRinA | Bloguer
07/07/2023 | Actualizado: 31/07/2023 07/07/2023
3640
Diferencia entre centollo y buey de mar
Compartir:

 

En la rica y variada gastronomía gallega, los mariscos ocupan un lugar de honor. Dos de los más valorados son el centollo y el buey de mar. Estos crustáceos son protagonistas de numerosos platos y recetas, pero ¿sabes realmente qué los distingue? Desde Marisco Rias Bajas, queremos ayudarte a conocer en profundidad estos mariscos y descubrir las diferencias entre el centollo y el buey de mar.

Centollo y Buey de Mar: Un primer vistazo

El centollo (Maja brachydactyla) y el buey de mar (Cancer pagurus) son dos especies de crustáceos que comparten ciertas características. Ambos tienen un caparazón robusto y patas largas, y su carne es altamente valorada en la cocina. Sin embargo, presentan diferencias significativas tanto en su origen y aspecto físico como en su sabor y preparación culinaria.

Origen y distribución geográfica

El centollo es una especie típica de las aguas del Atlántico y del Mediterráneo, muy común en las costas gallegas. Este crustáceo se siente a gusto en las rocas y fondos marinos, y su captura constituye una importante actividad para los pescadores locales.

Por su parte, el buey de mar habita en aguas más frías del Atlántico, desde Noruega hasta las costas del norte de África. Se encuentra en abundancia en el Mar del Norte y el Canal de la Mancha, aunque también es posible encontrarlo en las costas gallegas.

Aspecto físico

Aunque ambos crustáceos tienen un caparazón robusto, hay diferencias notables en su aspecto. El centollo tiene un caparazón ligeramente más plano y suave que el del buey de mar, y su color es generalmente marrón claro.

El buey de mar, en cambio, tiene un caparazón más redondeado y rugoso, con un tono marrón más oscuro. Sus patas son más robustas en comparación con las del centollo, lo que hace que su aspecto sea algo más "musculoso".

Sabor y textura

El centollo es famoso por su carne blanca y delicada, de sabor dulce y ligeramente salado. En las hembras, es común encontrar una cantidad considerable de coral (huevas), que añade una textura cremosa y un sabor aún más intenso.

La carne del buey de mar, por otro lado, es igualmente sabrosa, aunque ligeramente más firme y menos dulce. Este crustáceo es muy apreciado por su sabor intenso y marino, especialmente apreciado en recetas como salpicones o rellenos.

Preparación culinaria

En la gastronomía gallega, tanto el centollo como el buey de mar se cocinan de forma similar. Se cuecen en agua con sal y se suelen servir fríos. El centollo se suele servir entero o partido por la mitad, lo que permite apreciar la variedad de sabores y texturas de sus diferentes partes.

Por su parte, el buey de mar se suele desmenuzar y su carne se utiliza en la preparación de diversas recetas. Su carne firme y sabrosa es ideal para preparar desde ensaladas de marisco hasta sofisticados platos de alta cocina.

Conclusión

El centollo y el buey de mar son dos joyas de la gastronomía gallega. Aunque comparten ciertas características, cada uno tiene su encanto y peculiaridades. Conocer estas diferencias nos permitirá disfrutar aún más de estos deliciosos mariscos.

En Marisco Rias Bajas, trabajamos con pescadores locales para asegurarnos de ofrecer centollos y bueyes de mar de la más alta calidad. Puedes confiar en que recibirás mariscos frescos y sabrosos que transformarán tus platos y te permitirán disfrutar del auténtico sabor del mar gallego. No dudes en visitar nuestra tienda online y descubrir nuestra amplia selección de mariscos frescos y de calidad.